El Chalán

El Chalan

A finales de los años cuarenta del siglo pasado se iniciaron las gestiones para establecer una comunicación internacional con el vecino país del norte y así contar con un medio para trasladar personas y vehículos automotores por el río Bravo. Gilberto Martínez Garza, procedente de Monterrey un autodidacta de la medicina a quien se lo conocía como “Doctor”, argumentaba que contaba con una concesión para instalar un “Chalán” en el río Bravo, específicamente entre San Miguel de Camargo y Los Ebanos Texas.

El concesionario por parte de Estados Unidos era en ese entonces “Beto” Reyna, promoviéndose la construcción de un “Chalán”, siendo el primero muy rustico y muy sencillo con un sistema de operación manual, es decir movido por los mismos trabajadores con su fuerza quedando ubicado a 2 mil 800 metros del centro de población. La inauguración oficial fue el 22 de diciembre de 1950 y estuvo a cargo del entonces presidente de Camargo Adán Longoria, acompañado del delegado de San Miguel Fermín Iglesias Anguiano, atestiguando el histórico hecho autoridades del municipio y de Los Ebanos y Misión Texas.

El primer administrador del Chalán en el lado mexicano fue Don Florentino Chapa Hinojosa y uno de los primeros trabajadores que impulsaban el “Chalán” fue Carlos Flores Flores (El Güero), en el año de 1969 el también conocido como Ferry, resultó dañado a consecuencia del paso del Huracán Behula por lo que quedó inactivo encallado en el lado americano.

En 1978 siendo presidente municipal Guadalupe Amando Garza, se solicitó una nueva concesión ante las instancias correspondientes, aprobándose el trámite satisfactoriamente, encargándose el Ingeniero Carlos Grosso Bustamente de diseñar y proyectar el nuevo Chalán, único en el mundo impulsado por fuerza humana que une dos países.

En la actualidad, “El Chalán” es una plataforma metálica de 15 por 60 pies con capacidad de transportar tres vehículos a la vez y un número considerable de personas, en un viaje que dura entre seis y ocho minutos para cruzar el río que divide la frontera.
Para comodidad de los usuarios y proteger a los trabajadores de las inclemencias del tiempo, recientemente se le añadió a la estructura un toldo que lo cubre por completo.

Cabe destacar que la Guardia Costera de Estados Unidos se encarga de verificar las condiciones de seguridad del Chalán e incluso cuenta con un Capitán para su operación.

En época de riegos agrícolas al subir el nivel del agua, por seguridad de los usuarios el medio de transporte permanece inactivo por periodos que pueden prolongarse hasta más de dos meses.

Residentes de ambos lados de la frontera utilizan este medio de transporte, e incluso turistas del lado americano conocidos como “Winter Texans”, llegan para pasearse y tomarse fotos de recuerdo al igual que residentes de la región y del interior del país.

Inauguran Guardería Infantil

  • 12 de junio de 2019
  • Prensa

Supervisa Alcalde vialidades

  • 10 de junio de 2019
  • Prensa
Todos los derechos reservados © 2016 / Gobierno del Estado de Tamaulipas 2016 - 2022